Feeds:
Entradas
Comentarios

Al 1856, dos anys després que fossin derribades les muralles medievals que ofegaven la Barcelona antiga, Ildefons Cerdà va trucar a les portes de les cases per preguntar sobre les condicions de vida dels veïns de Ciutat vella. Són precisament aquestes conclusions tan eloqüents a les quals arriba (l’esperança de vida al barri del Born no arriba als 40 anys)les que expliquen el seu projecte de reforma i eixample per al pla de Barcelona, com a solució als problemes de la gran densitat i males condicions higièniques  de l’habitatge a Ciutat Vella.

ViaLaietana.linea

 

Un cop feta l’eixample, Barcelona es va quedar sense diners i de tots els projectes urbanístics higienistes que Cerdà havia projectat només la reforma de la via laietana, que suposava obrir una nova via que unís el carrer Pau Claris amb el mar, es va dur a terme.Com quedar patent aquesta reforma va arribar tard i malament. Les dificultats de la seva realització i la densitat dels edificis pantalla, que mantenien amagada la ciutat romana, no eren un bon punt de partida.

via laietana santa maria mar

L’operació que la va fer possible es va gestar el 1901 amb l’entrada a l’Ajuntament de Barcelona de regidors de la Lliga Regionalista, i amb el suport dels regidors republicans.
El sanejament de la zona va ser justament un dels objectius que van impulsar la seva obertura. Al costat d’aquest argument es van conjugar altres tres: la necessitat de connectar l’àrea urbana de la ciutat amb el port, escenari principal de l’activitat econòmica del moment; la voluntat de convertir-la en una àrea de negocis, i el desig de crear un centre històric monumental

De la visió higienista i humana que havia projectat Ildefons Cerdà es va passar a un projecte en el qual es prioritzava l’economia i el transit rodat.

Per construir la nova via laietana es va fer servir com a projecte urbanístic el pla baixeres aprovat formalment.

S’encarregà l’estudi de l’impacte de les obres sobre els seus entorns als arquitectes Lluís Domènech i Montaner(entre la plaça d’Antonio López i la plaça de l’Àngel),Josep Puig i Cadafalch (entre plaça de l’Àngel i el carrer Sant Pere més baix) i Ferran Romeu (entre el carrer Sant Pere més baix i la plaça Urquinaona).

via-laietana-Tabula rasa

La financiació del projecte de construcció de la via laietana  va venir per part del Banc Hispà Colonial que vendre bons a particulars per obtenir els fons per finançar els treballs. A part aquest banc es va endú  la seva corresponent comissió, el 50% dels beneficis de la venda dels solars expropiats. Expropiats per la Llei d’Expropiació Forçosa de 1879, amb l’article 29 modificat en 1904.

Es van derruir 270 edificis en total, 2000 vivendes i 10.000 persones es van quedar al carrer, sense que l’ajuntament tingués intenció d’ubicar-los en un altre emplaçament. És a dir els que es trobaven de lloguer s’anaven al carrer sense compensació ni ajuda alguna, a la vegada que a la  nova via s’aixecaven noves edificacions  i els propietaris podrien aconseguir una rendibilitat molt més alta.

FOTO-1_VIA LAIETANA (Medium)

Les obres van començar “oficialment” el 10 de març de 1908, quan el Rei Alfonso XIII, va donar un simbòlic cop de piqueta a un edifici del carrer Ample per donar inici a les obres (on actualment es troba l’edifici de Correus).

Aleshores a aquesta nova via la hi coneixia com a Gran Via A. Més tard i de la mà de l’ historiador Carreras Candi aquesta via  va rebre el nom de Via laietana en honor als primers habitants ibers de la zona, els laietans.

alfonsoXIII ceremonia comienzo obras reforma

L’obertura de la Via Laietana va suposar grans canvi als barris que ara ocupa, i en els seus habitants doncs van desaparèixer un total de  85 carrers.

calles desaparecidas en via leietana

La construcció de la via laietana va significar la remodelació de la zona, que va se dotada de clavegueram i túnels que posteriorment s’emprarien en la construcció del metro de Barcelona. L’ajuntament es va encarregar de desplaçar edificis emblemàtics com els del gremi dels calderers i sabaters o el claustre gòtic de Santa Mª de Jonqueres, que van ser transportats pedra per pedra fins a la plaça sant Felip Neri i l’ església de la Concepció a l’Eixample respectivament.

tuneles-Via-Layetana

La via laietana que havia de  complir la funció d’esdevenir un centre de negocis, es va convertir en la seu de corporacions empresarials catalanes con el Foment del Treball Nacional, l’edifici del l’arrendatària de Tabacs o la Caixa de Pensions.

El empuje urbanístico que supuso para Barcelona la exposición universal de 1888, motivó que nada más terminarse el certamen ya se hablase de organizar otro.

En 1913 ya se decidió que el lugar de la ubicación de la muestra fuera Montjuïc y no el área del Besos, como inicialmente se había propuesto. Esta decisión tuvo una importancia capital y marcó el futuro desarrollo de la ciudad hacia poniente.

El gran peso que las industrias eléctricas tenían en estos momentos en Barcelona hizo que el certamen se plantease como una exposición de industrias eléctricas, cuyo proyecto a cargo de Puig i Cadafalch se presentó en 1915.

logo expo

A pesar de cambios posteriores, este proyecto marcó los principios según los cuales se ejecutaron las obras de urbanización, paralelas al ajardinamiento de distintas partes de la montaña de Montjuïc. Las obras bajo la dirección del ingeniero Marià Rubió i Bellver comenzaron en 1917 con la idea de acabarlas en 1919, sin embargo los trabajos se desarrollaron con lentitud y no finalizaron hasta  1923.En septiembre de ese mismo año se produjo el pronunciamiento del capitán general Primo de Rivera lo que hizo que el certamen se retrasara hasta el 1929.

El 19 de mayo de 1929 el rey Alfonso XIII inauguraba oficialmente la segunda exposición internacional que organizaba la ciudad de Barcelona.

Inaguracion Expo 1929

                                          Inauguración de la Exposición de 1929

Los asistentes a la exposición tuvieron la ocasión de contemplar otra vez la variada muestra de la producción barcelonesa: modernos tejidos de algodón y lana, maquinaria textil, motores eléctricos.

El espacio de la Exposición Internacional de 1929 se organizó con dos tipos  de construcciones diferentes: por un lado, los palacios, grandes edificios que acogieron aspectos monográficos del certamen; y por otro lado, los pabellones más pequeños y que representaban un país, institución o sociedad.

El trazado de la exposición constaba de una antesala, la plaza de España. Dicha plaza fue urbanizada como acceso al recinto ferial y a la vez, como centro de comunicaciones de la ciudad. Arquitectónicamente se resolvió como un anillo circular compuesto por la columnata de Puig i Cadafalch en el frente de Montjuïc, y una serie de edificios de ladrillo proyectados por Rubió i Tudurí como hoteles de la exposición. En medio se construyó una gran fuente obra de Josep Mª Jujol y del escultor Miquel Blay.

GRAVAT1929.AUTOR DESCONEGUT

El eje de la gran avenida de Maria cristina vino marcado desde la plaza por dos campaniles inspirados en los de san marcos de Venecia, obra de Ramón Ventós.

palacio nacional_maria cristina

De esta plaza parte la avenida de Maria cristina, eje principal del conjunto, hasta el pie de una gran escalinata que conduce al primer rellano. A ambos lados de la avenida se alzan  los palacios del Trabajo, de comunicaciones y Transportes y el de Electricidad y  Fuerza Motriz, así como la gran plaza del Universo en cuyo centro había una fuente luminosa. En el primer rellano se sitúan la gran fuente mágica. Por la noche la fuente obra de Carles Buïgas, ofrecía un espectáculo de luces y colores, que maravilló a los asistentes a la exposición. Más arriba se encuentran los palacios de Alfonso XIII y de Victoria Eugenia, ambos de Puig i Cadafalch, que ascienden adaptándose al desnivel del terreno. Continuando por la escalinata se llega al gran edificio del Palacio Nacional, corazón del certamen. El palacio Nacional fue obra de Enric Cata, Eugenio Cendoya y Pere Doménech. Este palacio de de estilo renacentista español, fue edificado entre 1926 y 1929.

Palacio telecomunicaciones y Transportes

                                         Palacio de las Telecomunicaciones

En el imponente salón oval, se llevó a cabo la ceremonia inaugural de la Exposición. Este palacio se dedicó a exhibir una gran muestra artística española compuesta por más de 5000 objetos procedentes de todos los rincones del país.

Fuente mágica

                                                       Fuente Mágica Montjuïc

El estadio está en la parte alta de la montaña, y en él se desarrollaron las pruebas deportivas vinculadas a la exposición.

Separados de este gran eje que va desde la plaza de España al estadio, hay otros edificios y construcciones vinculados al certamen, como el palacio de premsa ,obra neomudejar de Pere Doménech, hoy sede la Guardia Urbana, y el pabellón de la ciudad de Barcelona, obra de Joseph Godoy y ocupado también por la Guardia urbana y cuyas  esculturas que decoran la fachada son obra de dos prestigiosos escultores catalanes: Eusebi Arnau y su discípulo Frederic Marés. Ambos  pabellones se sitúan en la avenida Rius i Taulet.

 

palacio de premsa

Palacio de Premsa

En la calle Lleida se encuentra el palacio de agricultura, obra de Josep Mª Ribas y Manuel Mayol, y justo delante de este palacio se encuentra el de artes gráficas de Raimon Duran y Pelai Martínez y que desde 1935 es la sede del Museo Arqueológico de Cataluña. Frente al anterior se encuentra el teatro Grec. Este teatro resultó de la hábil conversión de una de la tantas canteras que había en Montjuïc en un teatro al aire libre. La obra de Ramón Reventós fue concedida como anfiteatro de unas 2000 localidades. Está inspirado en el teatro Dionisos de Atenas y originariamente en medio del escenario había un templete de piedra por el cual entraban y salían los artistas.

 

Pavellón ciudad de Barcelona

                                               Palacio Ciudad de Barcelona

Más arriba encontramos el sector de Miramar. Allí se encuentra la estación de funicular remodelada en 1992 y la piscina de Montjuïc cuya primera construcción data de 1929.

Funicular Montjuich construit expo 1929

                                                          Funicular de Montjuïc

Bajando de nuevo, encontramos el conjunto del Pueblo español, que constituyó una de las atracciones de la exposición. Este recinto supuso la reconstrucción entre arqueológica  y pintoresca de la arquitectura popular y monumental española. El recinto fue dividido en seis ámbitos regionales y ocupa unos 20.000 m2 con unos 600 edificios de los cuales 200 pueden visitarse. Tiene 20 calles, diversas placitas y una gran plaza de 3500 m2.

La concepción del pueblo español ha de inscribirse en la corriente nuevocentista de la época que busca la tradición popular del país. Esto fue lo que  creo un extraordinario éxito del pueblo español sobre todo entre los visitantes extranjeros.                                                                                                          poble españolpueblo español

Pueblo Español

Un pabellón que rompió con el monumentalismo clásico de los palacios, fue el pabellón Mies Van Der Rohe, que fue el pabellón de Alemania en la exposición. Este pabellón llamó la atención por su resolución totalmente innovadora. Su arquitecto fue Ludwing Mies van Der rohe uno de los máximos exponentes del movimiento Bauhaus.

Sus características fueron la pureza de líneas, la funcionalidad de los espacios y el uso exquisito de los materiales.

Mies vanr rohe

                                        Pavellón Alemania.Mies Van Der Rohe

En la montaña de Montjuïc también fue necesario realizar las obras de ajardinamiento y para ello se contó con el prestigioso especialista francés Jean Claude Forestier. La intervención de Forestier se centró en configuración de la terraza de Miramar, en la remodelación de los jardines Laribal, en el conjunto de la Font del Gat y en el teatro Grec. Forestier entendía la jardinería como espacios donde se respirase alma y placidez, donde se pudiera gozar de la belleza de los árboles y las flores. Forestier también contó la colaboración de Nicolau Rubió i Tudurí, artífice del primer proyecto de espacios verdes para la ciudad.

entrada expo

                                                             Entrada a la Exposición

Unos meses antes de inauguración de la exposición comenzó en Estados Unidos una profunda crisis económica (crack del 29) lo que llevó a algunas empresas extrajeras que habían anunciado su participación en el certamen que no se presentaran. Esta circunstancia resto auténtica dimensión internacional a la muestra y sembró de dudas acerca de su éxito a los propios organizadores.

L’Escola del Mar

Els inicis del segle XX van venir marcats per profunds canvis en molts sectors socials ,aquests també van arribar al sector educatiu amb nous models pedagogics.

La màxima de “mens sana in corpore sano” va portar a un grup de professors a proposar a l ‘Ajuntament de Barcelona l’obertura d’una nova escola a la platja de la Barceloneta de Barcelona, un lloc especial on nens i nenes junts,acudien a aprendre.

escola-del-mar-edificio

En aquella època, a Europa havien sorgit nous plantejaments educatius, com per exemple el mètode Montessori. Així doncs, de la mà del Patronat Escolar de Barcelona, la ciutat Comtal va acabar situant-se en l’avantguarda pedagògica europea, i l’Escola del Mar, convertint-se en un dels seus referents.
La situació de l’escola pública a principis del segle XX era lamentable. La falta de recursos i la falta de voluntat política per lluitar contra l’analfabetisme s’unien al costat de la falta d’edificis per a les escoles.
Davant aquest penós panorama, en 1914 l’Ajuntament de Barcelona va començar a considerar la qüestió escolar de vital importància,Així dos anys més tard es va crear la Comissió de Cultura que tenia entre els seus objectius impulsar la creació de noves escoles,establir un bon sistema sanitari per als nens i nenes que anaven a escola i buscar un responsable que cuidés i vigilés el sistema educatiu.

Barceloneta i Escola Mar 1929

La responsabilitat del sistema educatiu va recaure en Manuel Ainaud Sánchez, un barceloní, que llavors era president del Ateneu Enciclopèdic Popular.
Com a president del Ateneu, Manuel Ainaud va organitzar una intensa campanya en favor de l’escola pública a través de la premsa, impartint conferències en entitats obreres i dirigint manifestacions ciutadanes. La seva única preocupació,era una escola pública gratuïta i de qualitat.

La idea d’una escola prop del mar destinada a infants que, sense estar malalts, tenien una salut precària i és feia aconsellable una educació a l’aire lliure i a prop del mar ja s’havia plantejat altres vegades.

escmar_niños jugando
Impulsada segons els cànons de l’educació nova europea i l’educació activa, sorgeix l’Escola del Mar. A Barcelona ja existia una altra escola amb els mateixos principis, amb una situació també privilegiada i un nom igual de significatiu: l’Escola del Bosc, situada entre els arbres de la muntanya de Montjuïc.

L’objectiu era formar bons ciutadans L’escola era la societat ètica, culta i cívica en què és volia transformar Catalunya.. El seu lema: Aprendre a pensar, a sentir i a estimar.

Es treballava en una idea innovadora, de renovació constant, d’acostament a la realitat que envolta als nens, amb una àmplia visió del món. El seu eix era una formació integral dels alumnes, a través d’un ensenyament individual i participativa. La majoria de classes es feien a l’aire lliure, l’expressió corporal i la música tenien un paper molt important. A més, ja eren escoles mixtes.

El dia 26 de gener de 1922 es va inaugurar l’Escola del Mar, dissenyada per l’arquitecte Josep Goday.Es tractava d’un magnifica construcció en fusta desmutable,de tres cossos en forma de U oberta, de dos pisos, posats damunt de columnes de pedra que descansaven sobre un basament de ciment armat.

esco2_maqueta

Tenia una espaiosa platja pròpia,tothora animada pels infants, els quals es pot dir que hi desenrotllaven quasi totes llurs activitats.Amb unes escales llevadisses per a baixar a la sorra i una profusió de finestrals damunt el mar,donava la sensació,en visitar-la, d’un veritable vaixell.

El primer director de l’Escola del Mar va ser Pere Vergés, que va dirigir el centre fins que es va jubilar als 66 anys. Vergés va adaptar les normes de l’escola nova, amb la participació dels nens en activitats, com la biblioteca, el teatre de titelles o els escacs. A més, Pere Vergés i els seus mestres creien en els beneficis que tenia per als nens el contacte amb la naturalesa, l’aire i el mar, així com el paper importantíssim dels jocs.

Allà l’alumne era el protagonista del seu procés d’aprenentatge, aprenia activament a ser ciutadà. La responsabilitat, el govern, la gestió dels recursos i espais, estaven en mans dels alumnes; solament l’educació, basada a ensenyar a aprendre, estava en mans dels professors.

Els alumnes s’agrupaven en tres colors, blanc, blau i verd, els colors del mar, que actuaven com si fosin partits dins la república escolar.

escola-del-mar_haciendo deporte
Cada color escollia democràticament el seu president. Entre ells competien en concursos literaris, escacs, gimnàstica… per aconseguir punts. A més, l’exercici de les responsabilitats individuals i col·lectives (jardiner, cronista, meteoròleg, higienista…) també afectaven a la puntuació del color. El color que aconseguia més punts era l’encarregat de formar el Consell General, que era el responsable de la bona marxa de l’escola. A través de la responsabilitat en l’organització de l’escola, els alumnes s’ autodisciplinaven.

La netedat, la neteja i la higiene també eren factors molt importants.

escoladelmar_tumbonas
La biblioteca era l’esperit de l’escola, i cada vegada que es retornava un llibre s’havia de fer un resum explicant per què li havia agradat o no a qui ho va llegir.
Un dels eixos vertebradors eren les cròniques. Cada dia, els alumnes havien de fer una crònica de com havia esdevingut el dia i explicar els fets més rellevants. Un dels dies més importants i que un bon cronista no podia passar per alt era quan arribaven les primeres orenetes, símbol del bon temps i que aviat podrien banyar-se i jugar en l’aigua.
Un dels llocs preferits pels estudiants era la sala de música. Amb una gramola escoltaven a Mozart, Beethoven, Tchaikovsky entre d’altres.
Tenien una revista, Garbí, creada per pròpia iniciativa dels alumnes. Al principi s’escrivia a mà, però a causa de l’èxit i a la implicació dels alumnes, van aconseguir subscriptors i portar-la a la impremta.

Escola del Mar_basquet
I el record, més sorprenent: tenien una barca, amb la que sortien a fer algunes classes de geografia quan feia bon temps.

El 7 gener de 1938, en plena Guerra Civil espanyola, l’escola va ser bombardejada i destruïda per l’aviació italiana al servei dels colpistes franquistes, i es va haver de traslladar a Montjuïc, en un edifici on avui hi ha el Museu Etnològic. Van estar allà fins el 1948, quan va tornar a canviar d’ubicació en quedar-se petita.

escola del mar cremada
Després la escola és va traslladar al barri del Guinardó, on contínua en l’actualitat.

El franquisme va destruir també la forma pedagògica i escolar de la República, es van abandonar les idees innovadores i es va imposar la separació de sexes i una educació coercitiva, on l’Església catòlica va tenir un paper determinant.
Però davant això, Pere Vergés no va decaure i va seguir avanci, mantenint viu el seu somni, trampeando a les autoritats i als decrets sobre educació, tan contraris a la seva forma d’entendre la pedagogia.

Malgrat aquests canvis d’ubicació, l’Escola del Mar, sempre ha conservat la seva essència i l’esperit inicial. L’obra de Pere Vergés contínua vigent després de gairebé cent anys.

La seva nova llar va ser la muntanya del Guinardó, lluny del mar,en un edifici que havia estat una antiga residència particular,adquirida per l’Ajuntament de Barcelona. Aquest edifici era l’antiga masia de Can Sors, i ha sofert moltes modificacions fins a esdevenir escola.

escola del mar 1948_genovaAvui dia al barri del Guinardó,cocnretament al Carrer Gènova 12 d’aquest barri tan poc mariner podem trobar-nos un gran recinte enjardinat que curiosament es diu “escola del mar”.

Una placa al costat a la platja de la Barceloneta,inaperciable per molts banyistes,recorda aquest passat de la Escola del Mar en aquest barri maritim de Barcelona.

escolamarplaca1

La exposición universal de 1888, se llevó a cabo en el marco de la Restauración, durante la regencia de la reina María Luisa, viuda de Alfonso XII. La burguesía barcelonesa respaldó el regreso de la monarquía borbónica porque le ofrecía garantías de autoridad y estabilidad después de un largo período de conflictos y revoluciones. Una vez enterrado el antiguo régimen y consolidado el poder de la clase burguesa, era necesario el restablecimiento de una cierta tranquilidad política y social para afianzar el proceso industrial y el desarrollo económico.

cartel oficial

Una monarquía constitucional parecía ser la solución ideal. La exposición universal vino a certificar las buenas relaciones entre las clases dirigentes de la ciudad y el poder central, que vivieron  una particular luna de miel.

La celebración de exposiciones universales  en la segunda mitad del siglo XIX respondía al afán de novedades que sentía la sociedad occidental ante el rápido avance de los descubrimientos científicos y sus aplicaciones tecnológicas. La primera tuvo lugar en Londres en 1851 y le siguieron París, Viena, Filadelfia, Amberes entre otras.

La iniciativa de organizar una exposición universal en Barcelona partió de un particular Eugenio Serrano, pero la empresa de serrano fracasó por falta de medios económicos, entonces asumió el proyecto el alcalde de la ciudad Francesc de Paula Rius i Taulet.

 

El 20 de mayo de 1888 a las cuatro de la tarde, y entre las salvas desde el castillo de Montjuïc y por la numerosa escuadra que llenaba el puerto, se inauguró oficialmente la Exposición Universal de Barcelona con la presencia entre otros del rey Alfonso XIII que tenia dos años, la reina regente María Cristina y el presidente del consejo de ministros Práxedes Sagasta.

inauguracion expo 1888                     Inauguración de la Exposición Universal de 1888

Finalmente dieron su fruto los esfuerzos del llamado Comité de los ocho, integrado por Rius i Taulet, Elías Rogent, Lluis Rouvière, Manuel Girona, Manuel Duran i Bas, Josep Ferrer i Vidal, Claudi López Bru, marqués de comillas, y Carlos Pirozzini, verdaderos artífices del evento.

La exposición estuvo abierta desde el 8 de abril al 9 de diciembre y recibió unos 400.000 visitantes.

El recinto de la exposición se extendía sobre 380.000 m2, abarcando la superficie del actual parque de la Ciudadela, el Zoológico, parte de la estación de Francia y del hospital del Mar en la Barceloneta.

PLA EXPO 888 mini_completo                                                           Plano General Exposición

Una cuarta parte de este recinto estaba ocupada por los edificios algunos pertenecientes al trazado del parque y otros levantados expresamente por los arquitectos más importantes del momento.

El más importante de estos edificios era el llamado Palacio de la Industria, que ocupaba unos 70.000 m2, tenía forma de abanico y estaba dividido en trece naves dedicadas a la sala de la exposición.

La remodelación del parque de la Ciudadela fue llevada a cabo por Josep Fontsere en 1872, inspirándose en  jardines europeos como el Regent’s Park de Londres o las Tullerías de París. Junto con la zona verde proyectó una plaza central y un paseo de circunvalación, así como una fuente monumental y diversos elementos ornamentales, dos lagos y una zona de bosque.

Fontsere, colaboró con el entonces estudiante de arquitectura  Antoni Gaudí para el proyecto de la Cascada Monumental, que destaca por su obra escultórica, en la que intervinieron varios de los mejores escultores del momento: destaca el grupo de La Cuadriga de la Aurora, de Rossend Nobas, así como El nacimiento de Venus, de Venanci Vallmitjana. Asimismo, Rafael Atché realizó los cuatro grifos que expulsan agua por la boca, en la parte inferior del monumento.

palau industria                                                             Palacio de la Industria

En el siglo XIX Barcelona dejó de ser considerada plaza fuerte y, tras la Revolución de 1868, se procedió a su demolición, de la que sólo quedaron la capilla (actual Parroquia Castrense), el palacio del gobernador (actual Instituto de secundaria  Verdaguer) y el arsenal (actual sede del Parlamento de Cataluña).

La Ciudadela ya era un parque cuando el alcalde de Barcelona, Rius i Taulet, decidió convertirla en recinto de la Exposición.

La mayoría de lo edificios de la exposición desaparecieron, y sólo quedan en pié el Arco del Triunfo, que venía a ser la entrada del recinto, el llamado popularmente Castillo de los tres  dragones, que fue el café-restaurante de la exposición y hasta poco era el Museo de Zoología de Barcelona; y una parte de la llamada galería de las máquinas, ocupada en la actualidad por los servicios del Zoo.

castell3dragons                                                         Castillo de los tres  dragones

La entrada a la Exposición se efectuaba a través del Arco de Triunfo diseñado por Josep Vilaseca. De inspiración neomudéjar, tiene una altura de 30 metros, y está decorado con una rica ornamentación escultórica realizada por diversos autores entre los que destacan Josep Reynés, Josep Llimona y Antoni Vilanova.

A continuación venía el Salón de San Juan (actual Paseo Lluís Companys), una larga avenida de 50 metros de ancho, donde destacaban las balaustradas de hierro forjado, los mosaicos del pavimento y unas grandes farolas, todo ello diseñado por Pere Falqués.

voreres trencadis salo de sant joan_1900-1966 destruides per Porcioles                                                     Paseo Sant Joan con Arco Triunfo

El primer edificio tras el acceso por el Arco de Triunfo era el Palacio de Bellas Artes, con una fachada formada por un pórtico con columnas y con cuatro torres con cúpulas, coronadas por una representación de la Fama, en las esquinas. Destinado a acoger grandes exposiciones artísticas colectivas y celebraciones diversas, como recepciones, conciertos, certámenes literarios y convenciones hasta su desaparición en 1942.Fue diseñado por el arquitecto August Font en un estilo más ecléctico y convencional que el resto de palacios de la exposición, y se levantó en el saló de Sant joan. En el Palacio de las bellas artes se celebró el acto inaugural de la exposición, con asistencia de la familia real.

El espacio principal del edificio era una gran sala central donde se realizaron los principales actos oficiales. En el lado opuesto se ubicaba el Palacio de Ciencias, obra de Pere Falqués, de estilo neoclásico, donde también se disponía una gran sala para celebrar congresos.

palau belles arts                                                           Palacio de las Bellas Artes

La vegetación constituyó uno de los elementos esenciales del Parque de la Ciudadela, y así para las especies vegetales que requerían un clima más cálido que el nuestro, se construyó el Hivernacle en 1884 obra que combina el hierro y el vidrio, del arquitecto Josep Amargós.

Por su parte para las especies que necesitaban estar protegidas del sol, Josep Fontseré diseño el Umbracle (1883).

El Monumento a Colón fue también realizado con motivo de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Se trata de de una obra en la que destaca una columna de hierro de unos 60 metros coronada por la estatua de Cristóbal Colon. Fue concebida por el arquitecto Gaieta Buïgues y la escultura la realizó Rafael Atché

200px-Monumentocolonobras1888                                                                       Monumento a Colón

En el Paseo de Colón se erigió el Gran Hotel Internacional, obra de Lluís Domenech i Montaner. Fue construido en un tiempo récord de 69 días y fue concebido como instalación temporal para alojar a 2000 visitantes de la exposición y fue derruido tras la finalización de la Exposición.

800px-Hotel_Internacional                                                           Gran Hotel Internacional

La iluminación eléctrica se convirtió en una de las principales manifestaciones de modernidad y cosmopolitismo durante la celebración de la Exposición Universal. En el exterior del recinto ferial, la luz eléctrica iluminó algunas de las calles principales de la ciudad y en el interior del recinto se instalaron fuentes luminosas, convirtiéndose la Fuente Mágica en una de las principales atracciones de la exposición.

 

La iglesia de Nuestra Señora de Gracia y San José,  conocida popularmente como Els Josepets, hoy es una parroquia que encontramos  en la plaza de Lesseps, en el distrito de Gracia de Barcelona.

Esta parroquia fue construida en 1687 y tiene su origen en la iglesia del antiguo convento de los carmelitas descalzos conocidos popularmente como “ josepets”.

Plaça Lesseps -anys deu segle XX                                                Iglesia Josepets.Año 1910

El año 1626 esta orden religiosa, a instancia del consejero de la ciudad Josep Dalmau y de su esposa Lucrecia Balcells, fundaron un convento bajo la advocación de la madre de dios de Gracia situado al lado de la riera que bajaba del Tibidabo que era el antiguo camino romano que unía la ciudad de Barcino (Barcelona) con la de Castrum Octavianum (Sant Cugat del Vallés) .Este hecho histórico es citado por diversos autores como el  primer origen de la denominación de la villa de Gracia.

colles de sant medir 1910                               Colles Sant Medir delante Iglesia.Año 1910

El camino que llevaba  hasta el convento (es decir el actual Gran de Gracia) era el “camino de Gracia” y más adelante seria el camino que llevaba al pueblo que se iba formando en su entorno.

Las obras de la construcción del convento se llevaron a cabo en dos fases: la primera es la de la construcción de las dependencias monacales, que estuvieron acabadas en 1630.La segunda fase fue la edificación de la iglesia de estilo barroco clasicista,  fue construida entre 1658 y 1687 por el fraile carmelita descalzo  Josep de la Concepció, nombre religioso de Josep Ferrer, también conocido por el apodo de “el Tracista”.

La iglesia una vez acabada se consagró en el año 1687.Diez años después, el 1697, el convento fue caserna de las tropas francesas que asediaban la ciudad de Barcelona.

En 1808 sufrió los efectos de la Guerra de la Independencia y los carmelitas se vieron obligados a abandonar el convento hasta el 1814.

El convento que fue suprimido el año 1822 y posteriormente rehabilitado el año siguiente, subsistió a la quema de los conventos.  posesiones pasaron a manos privadas para la subasta de 1837, hasta que con posterioridad fueron devueltas a la iglesia.

inmaculada                                           Hornacina de la Inmaculada

El convento fue desamortizado en 1836, y posteriormente derribado para abrir una plaza en 1890, denominada dels Josepets. La iglesia fue convertida en 1868 en parroquia, momento en el que se añadió la advocación de San José a la de la Virgen de Gracia. En 1960 la plaza de los Josepets se fusionó con la vecina plaza de la Cruz, dando origen a la plaza de Lesseps, así denominada en honor de Ferdinand de Lesseps, creador del canal de Suez.

En 1936 con el inicio de la guerra civil la iglesia fue incendiada por anarquistas y restaurada a partir de 1939.

El edificio de la iglesia e una construcción barroca que sigue el canon fijo de la orden de los carmelitas, con fachada austera y compartimentada. Tiene una nave única de vuelta de cañón con lunetas nártex bajo el coro y cúpula en el crucero. Se avanza a su tiempo al cubrir las capillas laterales situadas en los contrafuertes y que están comunicadas entre sí con pequeñas cúpulas y el lucernario.

Todas las capillas están cubiertas con tejados en el exterior, donde también se puede admirar la obra de masonería de paredes y fachada. El interior es obra de yesero y pintor, salvo algunos elementos estructurales en piedra vista.

interior josepets                                                          Interior de la Iglesia

La fachada restaurada el año 1998 fruto de la colaboración de instituciones y diversas entidades, vuelve a lucir su austero diseño original con tres arcos de entrada, frontónentablamento y un campanario de espadaña perpendicular a la fachada, e incluye un reloj, una vidriera y dos escudos, además de una hornacina con la imagen de la Inmaculada con los signos de un reloj solar a los pies. Este tipo de fachada tripartita con frontón era habitual en las iglesias de esta orden.

Este fue el convento más importante para la formación del pueblo de Gracia y el que le otorgó el nombre: la iglesia estaba dedicada a la anunciación de la virgen y de la frase “llena eres de Gracia” surgió la denominación de nuestra señora de Gracia.

300px-Josepets_façana                                                       Fachada de la Iglesia

Su valor como símbolo histórico para  Gracia, provocó un cambio en la delimitación territorial de los distritos de Sarria-San Gervasio y Gracia, y así la iglesia se adscribió finalmente al distrito de Gracia.

La iglesia pertenece al catálogo del patrimonio arquitectónico histórico-artístico de la ciudad de Barcelona.

En el norte del distrito de Gracia, concretamente en el paseo de nuestra señora del Coll 41, encontramos escondida una joya de la arquitectura orientalista de la ciudad de  Barcelona: La Casa Marsans.

03_Casa_Marsans_façana

Este singular palacete tiene su origen en el deseo de la familia Marsans, propietaria de la Banca Marsans y  de la primera agencia de viajes de España de construir una residencia de veraneo en unos terrenos de la zona Vallcarca.

El proyecto le fue encargado al arquitecto Julio Marial Tey. Dicho arquitecto realizó, en 1907, este singular edificio denominado casa de Josepa Marsans Peix, que aún hoy en día está considerada uno de los mejores  ejemplos de la arquitectura neo árabe  que existe en la Ciudad de Barcelona.

800px-10_Casa_Marsans1

El resultado arquitectónico de la Casa Marsans resulta una  acertada combinación de estilos modernistas y arquitectura morisca. Si bien en el exterior predomina una línea clásica-modernista, en el interior del palacete destaca la decoración que combina el estilo modernista con detalles neo moriscos, en un ambiente que bien podría transportarnos a la Alhambra de Granada.

La entrada a pie de calle tiene una magnifica puerta de hierro forjado que invita a entrar. Una vez se inicia la subida que lleva hasta la entrada del palacete, delante hay una entrada ajardinada que forma un balcón con vistas al paisaje barcelonés. Resalta la fachada con líneas horizontales y unas impostas que separan las dos plantas del edificio. Sorprende también el espectacular portal vidriado de medio punto que da paso al interior de la casa.

Marial_Tey_Casa_Marsans_7272_claraboya

La  planta baja está organizada en torno a un espacio  central, que decorado con motivos islámicos,  evoca al patio de los leones del Palacio nazarí de la Alhambra.

Un peristilo  de columnas con fustes lisos de mármol blanco sostienen la hilera de arcos lobulares que delimitan  paramentos de pared decorados con figuras geométricas.

Los colores que se conforman de una manera alterna son el azul rojo y dorado   y se extienden en el friso reseguido por una cenefa con caligrafía árabe en el que se puede leer “ala es el más grande”.

A través de una claraboya plana y de los arcos de hierro polibulados del tambor la iluminación es plena y transparente en esta estancia central.

800px-07_Casa_Marsans_sostre

 

El  exotismo de este palacete de residencia estival, refleja  la voluntad de una clase social como era la burguesía de Barcelona, que quería demostrar a través de su riqueza su categoría bien estante y es a través de la arquitectura como consiguen este efecto escaparate de su opulencia.

Con el paso del tiempo el edificio tuvo usos diferentes al que inicialmente se había proyectado. Así durante la Guerra Civil este edificio fue expropiado y transformado  en un hospital. Una vez acabada  la guerra la casa Marsans pasó a ser una  caserna militar  hasta  que en 1946  pasó a desarrollar una función de residencia para niños huérfanos de la segunda guerra  Mundial y así acogió a decenas de niños de Alemania y Polonia.

Casa Marsans-PlantaBaixa04

 

En  1956, el edificio pasó  a depender de los servicios sociales y pasó a ser regentado por comunidades de monjas. Primero se denominó centre social “El Pinar “para acoger a niñas huérfanas y más tarde pasó a llamarse, “Hogar Escolar Nuestra Señora de Montserrat”.

Finalmente, el año 1983, el edificio que está catalogado como Patrimonio Cultural Europeo, fue adquirido por la Generalitat de Catalunya con el nombre de Mare de Déu de Montserrat fue transformado  en el primer Albergue de Juventud de Barcelona, funciones que hoy día sigue desarrollando. El albergue que organiza mensualmente actividades familiares como espacio histórico abierto a los vecinos del barrio, la ciudad y toda Cataluña.

 

El teatro del Liceu

El lugar donde se levanta hoy día el edificio mas conocido de las ramblas, había sido una de las 5 horcas de la ciudad y a partir del 1633 se edificó en él, el convento de los trinitarios, que estaba comunicado con un tunel con el vecino convento de san agustín.

El solar de 4000 m2, sobre el que se edificó el gran teatro del Liceu, fue adquirido en 1633 por la orden de los trinitarios, que poseían un convento en Zaragoza, pero no en Barcelona.fachada liceu

En 1808 dicho convento fue convertido en cuartel por el ejército napoleónico hasta 1812.En 1835 y debido a la desamortización de Mendizabal es abandonado y pasó  a manos del estado.

En 1837,y dentro del contexto de la primera guerra carlina, una banda de músicos militares liberales con inquietudes culturales debía buscar sus propios fondos para su funcionamiento ya que se encontraban en un difícil momento económico. El cabo Pedro Vives defendió la idea de fundar un pequeño teatro en el que celebrar conciertos, funciones dramáticas y bailes, con los cuales recaudar fondos para, entre otras cosas, pagar la renovación de los uniformes. La idea fue bien acogida por todos.

El batallón se puso manos a la obra para construir una sala con un aforo de 600 localidades, que pronto empezaría a hacer la competencia al Teatro de la Santa Creu que era el teatro oficial de Barcelona. La función inaugural de la sala, situada en el exconvento de Montesión (en la calle de Montsió), fue el 21 de agosto de 1837.

Para evitar la desaparición de la sala, que empezaba a tener su público, Manuel Gibert propuso la constitución del Liceo Filodramático de Montesión. La finalidad de la nueva entidad era, por una parte, promover la enseñanza musical (de aquí el nombre de Liceu) y, por otra, la organización de representaciones escénicas de teatro de ópera, por parte de los alumnos.

La presencia del pujante Liceo Filodramático inclinó a los propietarios del Teatro de la Santa Creu a cambiar su nombre por el de Teatro Principal. En 1838, la entidad cambió el nombre por el de Liceo Filarmónico Dramático de S.M. la Reina Isabel II. Los partidarios de una u otro teatro, se les conocía como Cruzados y Liceístas, acogiendo los primeros a colectivos carlistas y más tradicionales, mientras que eran Liceístas los colectivos liberales y moderados. En ambos casos, se trataba de grupos sociales transversales en los que participaba gente de todas las clases sociales, como era tradición en la ópera en Barcelona.

monts13                                 Claustro del convento de Montesión

La falta de espacio y las presiones de las monjas dominicas, antiguas propietarias del convento, que habían recuperado unos derechos que habían perdido, y reclamaban volver, motivaron que el Liceo Filarmónico Dramático de S.M. la Reina Isabel II abandonara el Convento de Montesión en 1848.

A cambio, le fue concedida la compra del edificio del Convento de Nuestra Señora de la Buenanueva de los trinitarios descalzos, situado en el centro de la Rambla de Barcelona. Inmediatamente se iniciaron los trabajos de demolición de este convento para edificar un nuevo edificio capaz de acoger todas las actividades del Liceo.

La Sociedad del Gran Teatro del Liceu tiene el origen en el año 1837, pero no fue hasta el año 1844 cuando Joaquim Gispert, socio impulsor de la sociedad Liceo Filarmónico de Montesión, compró el antiguo convento de los trinitarios descalzos de la Rambla para construir un nuevo teatro.

Este grupo de militares buscaron financiación en la aristocracia pero ésta no les apoyó, porque en aquella época acudían al teatro principal. Pero en cambió, sí lo hizo la burguesía, propietaria de florecientes industrias de la metalurgia y el textil, siendo esta última la más importante después de la Manchester.Esta condición difiere de la mayoría de teatros europeos, cuyo mecenazgo corría a cargo de la monarquía, que se hacía cargo de los gastos de su construcción. Por este motivo en el Liceu nunca ha habido un palco real.

Dada la gran afición que había en Barcelona, el teatro que se construyó era el de mayor aforo de Europa, y lo fue durante más de un siglo.Aún hoy, con la reducción del aforo a la mitad del inicial, pero con la comodidad de tener todas las 2242 plazas sentadas, el Liceu es uno de los más grandes del mundo.

El arquitecto encargado de la construcción del Liceu fue Miquel Garriga i Roca. Las obras se iniciaron el 11 de abril de 1845, y el Teatro se inauguró el 4 de abril de 1847.

Durante un tiempo entre la gente más creyente se habló de la maldición del Liceu debido al descontento, por los excesos paganos,de los espiritus de los monges trinitarios algunos de ellos enterrados bajo en antiguo convento.

Así en 1861 y después del primer gran incenció que subrió el teatro,cuando estaban retirando las cenizas y los escombros encontraon un papel que decía:

“soy un buho y voy yo sólo,si lo volveis a levantar lo volveré a quemar”

El edificio fue destruido en parte por el incendio del año 1861, salvándose, como en el siguiente incendio, la entrada y el salón de los espejos, que, junto con la entrada desde la Rambla, es lo único que queda del primitivo teatro.

Incendi-del-liceu-1861

Tras el incendio de 1861, se encargó a Joaquín de Gispert un proyecto que hiciera viable la construcción del nuevo edificio. Este proyecto preveía la creación de dos entidades: la Sociedad de Construcción y la Sociedad Auxiliar de Construcción. Los accionistas de la primera obtenían, a cambio de sus aportaciones económicas, el derecho de uso a perpetuidad de algunos palcos (bañeras) y butacas del futuro teatro. En cambio, los de la segunda aportaban el resto de dinero necesario a cambio de la propiedad de otros espacios del edificio. La Sociedad Auxiliar de la Construcción sería el origen del Círculo del Liceu.

Durante los primeros treinta años de vida del teatro, la rivalidad con el vecino Teatro Principal ,el teatro más antiguo de la ciudad y, hasta el momento, el teatro de ópera más importante, fue motivo de incidentes diversos (peleas entre aficionados, “contraprogramación” de óperas, carreras por estrenar uno antes que el otro…). Una popular obra de teatro de Frederic Soler, “Liceístas y cruzados” retrata esta competencia.

 

interiorliceu2                              Interior del Gran Teatro del Liceu

El teatro fue reconstruido en sólo un año bajo la dirección de Josep Oriol Mestres.

En 1893,durante la inauguración de la temporada y estando el teatro lleno sufrió un atentado anarquista .El anarquista Santiago Salvador lanzó dos bombas orsini al patio de butacas provocando 22 muertos y 35 heridos.

Otro incidente histórico afectó al teatro a comienzos de la Guerra civil cuando, en  1936, el Liceu fue expropiado, nacionalizado y convertido en Teatro del Pueblo Catalán. En 1939, a principios de la dictadura franquista, volvió a los antiguos propietarios en el mismo régimen de siempre.

Posteriormente en 1994 sufrió un gran incendio, cuando dos operarios reparaban el telón de acero antiincendios y ls chispas del soplete prendieron el cortinaje. Tras el incendio el teatro fue reconstruido por los arquitectos Ignasi de Solà Morales, Xavier Fabré y Lluís Dilmé, y se volvió a inaugurar en el año 1999. La reconstrucción respetó el ambiente de la sala y amplió considerablemente el escenario para adaptarlo a las más modernas especificaciones, para lo que hubo que demoler diversas casas que rodeaban el teatro.

sala de los espejos                                    Sala de los espejos

Actualmente, tras la reordenación jurídica que se acordó en 1994 para poder afrontar su rehabilitación, el Liceu es un teatro de titularidad pública, propiedad de las cuatro principales administraciones presentes en Barcelona: la Generalitat de Catalunya , el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación de Barcelona  y el Ministerio de Cultura .

Desde el punto de vista arquitectónico cabe destacar el vestíbulo, la escalinata, el salón de los espejos y la reconstrucción de la sala con el mismo estilo decorativo, mientras que desde el punto de vista urbanístico el edificio se puede considerar uno de los hitos arquitectónicos más relevantes de la Rambla de Barcelona.

El Liceu tiene doce niveles, tres fachadas y una medianera, y dispone de una cubierta plana en el extremo triangular de las Ramblas con la calle de Sant Pau y otras cubiertas planas a diferentes niveles en el resto del nuevo edificio.

El monumento debe considerarse como una unidad artística a pesar de las diversas fases y épocas de construcción y reconstrucción a las que ha estado sometido desde el año 1844 y hasta el año 1999.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.639 seguidores