Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ruta Las Ramblas’ Category

El lugar donde se levanta hoy día el edificio mas conocido de las ramblas, había sido una de las 5 horcas de la ciudad y a partir del 1633 se edificó en él, el convento de los trinitarios, que estaba comunicado con un tunel con el vecino convento de san agustín.

El solar de 4000 m2, sobre el que se edificó el gran teatro del Liceu, fue adquirido en 1633 por la orden de los trinitarios, que poseían un convento en Zaragoza, pero no en Barcelona.fachada liceu

En 1808 dicho convento fue convertido en cuartel por el ejército napoleónico hasta 1812.En 1835 y debido a la desamortización de Mendizabal es abandonado y pasó  a manos del estado.

En 1837,y dentro del contexto de la primera guerra carlina, una banda de músicos militares liberales con inquietudes culturales debía buscar sus propios fondos para su funcionamiento ya que se encontraban en un difícil momento económico. El cabo Pedro Vives defendió la idea de fundar un pequeño teatro en el que celebrar conciertos, funciones dramáticas y bailes, con los cuales recaudar fondos para, entre otras cosas, pagar la renovación de los uniformes. La idea fue bien acogida por todos.

El batallón se puso manos a la obra para construir una sala con un aforo de 600 localidades, que pronto empezaría a hacer la competencia al Teatro de la Santa Creu que era el teatro oficial de Barcelona. La función inaugural de la sala, situada en el exconvento de Montesión (en la calle de Montsió), fue el 21 de agosto de 1837.

Para evitar la desaparición de la sala, que empezaba a tener su público, Manuel Gibert propuso la constitución del Liceo Filodramático de Montesión. La finalidad de la nueva entidad era, por una parte, promover la enseñanza musical (de aquí el nombre de Liceu) y, por otra, la organización de representaciones escénicas de teatro de ópera, por parte de los alumnos.

La presencia del pujante Liceo Filodramático inclinó a los propietarios del Teatro de la Santa Creu a cambiar su nombre por el de Teatro Principal. En 1838, la entidad cambió el nombre por el de Liceo Filarmónico Dramático de S.M. la Reina Isabel II. Los partidarios de una u otro teatro, se les conocía como Cruzados y Liceístas, acogiendo los primeros a colectivos carlistas y más tradicionales, mientras que eran Liceístas los colectivos liberales y moderados. En ambos casos, se trataba de grupos sociales transversales en los que participaba gente de todas las clases sociales, como era tradición en la ópera en Barcelona.

monts13                                 Claustro del convento de Montesión

La falta de espacio y las presiones de las monjas dominicas, antiguas propietarias del convento, que habían recuperado unos derechos que habían perdido, y reclamaban volver, motivaron que el Liceo Filarmónico Dramático de S.M. la Reina Isabel II abandonara el Convento de Montesión en 1848.

A cambio, le fue concedida la compra del edificio del Convento de Nuestra Señora de la Buenanueva de los trinitarios descalzos, situado en el centro de la Rambla de Barcelona. Inmediatamente se iniciaron los trabajos de demolición de este convento para edificar un nuevo edificio capaz de acoger todas las actividades del Liceo.

La Sociedad del Gran Teatro del Liceu tiene el origen en el año 1837, pero no fue hasta el año 1844 cuando Joaquim Gispert, socio impulsor de la sociedad Liceo Filarmónico de Montesión, compró el antiguo convento de los trinitarios descalzos de la Rambla para construir un nuevo teatro.

Este grupo de militares buscaron financiación en la aristocracia pero ésta no les apoyó, porque en aquella época acudían al teatro principal. Pero en cambió, sí lo hizo la burguesía, propietaria de florecientes industrias de la metalurgia y el textil, siendo esta última la más importante después de la Manchester.Esta condición difiere de la mayoría de teatros europeos, cuyo mecenazgo corría a cargo de la monarquía, que se hacía cargo de los gastos de su construcción. Por este motivo en el Liceu nunca ha habido un palco real.

Dada la gran afición que había en Barcelona, el teatro que se construyó era el de mayor aforo de Europa, y lo fue durante más de un siglo.Aún hoy, con la reducción del aforo a la mitad del inicial, pero con la comodidad de tener todas las 2242 plazas sentadas, el Liceu es uno de los más grandes del mundo.

El arquitecto encargado de la construcción del Liceu fue Miquel Garriga i Roca. Las obras se iniciaron el 11 de abril de 1845, y el Teatro se inauguró el 4 de abril de 1847.

Durante un tiempo entre la gente más creyente se habló de la maldición del Liceu debido al descontento, por los excesos paganos,de los espiritus de los monges trinitarios algunos de ellos enterrados bajo en antiguo convento.

Así en 1861 y después del primer gran incenció que subrió el teatro,cuando estaban retirando las cenizas y los escombros encontraon un papel que decía:

“soy un buho y voy yo sólo,si lo volveis a levantar lo volveré a quemar”

El edificio fue destruido en parte por el incendio del año 1861, salvándose, como en el siguiente incendio, la entrada y el salón de los espejos, que, junto con la entrada desde la Rambla, es lo único que queda del primitivo teatro.

Incendi-del-liceu-1861

Tras el incendio de 1861, se encargó a Joaquín de Gispert un proyecto que hiciera viable la construcción del nuevo edificio. Este proyecto preveía la creación de dos entidades: la Sociedad de Construcción y la Sociedad Auxiliar de Construcción. Los accionistas de la primera obtenían, a cambio de sus aportaciones económicas, el derecho de uso a perpetuidad de algunos palcos (bañeras) y butacas del futuro teatro. En cambio, los de la segunda aportaban el resto de dinero necesario a cambio de la propiedad de otros espacios del edificio. La Sociedad Auxiliar de la Construcción sería el origen del Círculo del Liceu.

Durante los primeros treinta años de vida del teatro, la rivalidad con el vecino Teatro Principal ,el teatro más antiguo de la ciudad y, hasta el momento, el teatro de ópera más importante, fue motivo de incidentes diversos (peleas entre aficionados, “contraprogramación” de óperas, carreras por estrenar uno antes que el otro…). Una popular obra de teatro de Frederic Soler, “Liceístas y cruzados” retrata esta competencia.

 

interiorliceu2                              Interior del Gran Teatro del Liceu

El teatro fue reconstruido en sólo un año bajo la dirección de Josep Oriol Mestres.

En 1893,durante la inauguración de la temporada y estando el teatro lleno sufrió un atentado anarquista .El anarquista Santiago Salvador lanzó dos bombas orsini al patio de butacas provocando 22 muertos y 35 heridos.

Otro incidente histórico afectó al teatro a comienzos de la Guerra civil cuando, en  1936, el Liceu fue expropiado, nacionalizado y convertido en Teatro del Pueblo Catalán. En 1939, a principios de la dictadura franquista, volvió a los antiguos propietarios en el mismo régimen de siempre.

Posteriormente en 1994 sufrió un gran incendio, cuando dos operarios reparaban el telón de acero antiincendios y ls chispas del soplete prendieron el cortinaje. Tras el incendio el teatro fue reconstruido por los arquitectos Ignasi de Solà Morales, Xavier Fabré y Lluís Dilmé, y se volvió a inaugurar en el año 1999. La reconstrucción respetó el ambiente de la sala y amplió considerablemente el escenario para adaptarlo a las más modernas especificaciones, para lo que hubo que demoler diversas casas que rodeaban el teatro.

sala de los espejos                                    Sala de los espejos

Actualmente, tras la reordenación jurídica que se acordó en 1994 para poder afrontar su rehabilitación, el Liceu es un teatro de titularidad pública, propiedad de las cuatro principales administraciones presentes en Barcelona: la Generalitat de Catalunya , el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación de Barcelona  y el Ministerio de Cultura .

Desde el punto de vista arquitectónico cabe destacar el vestíbulo, la escalinata, el salón de los espejos y la reconstrucción de la sala con el mismo estilo decorativo, mientras que desde el punto de vista urbanístico el edificio se puede considerar uno de los hitos arquitectónicos más relevantes de la Rambla de Barcelona.

El Liceu tiene doce niveles, tres fachadas y una medianera, y dispone de una cubierta plana en el extremo triangular de las Ramblas con la calle de Sant Pau y otras cubiertas planas a diferentes niveles en el resto del nuevo edificio.

El monumento debe considerarse como una unidad artística a pesar de las diversas fases y épocas de construcción y reconstrucción a las que ha estado sometido desde el año 1844 y hasta el año 1999.

 

Anuncios

Read Full Post »

En la esquina que forman la calle Portaferrisa con las ramblas encontramos el Palacio Moja o también llamado palacio del marqués de Comillas, único recuerdo del carácter residencial que hasta mediados del siglo XIX tuvo esta zona de las ramblas de los estudios.

 palau foto gencat                    Palacio Moja, desde las Ramblas de Barcelona.Foto Gencat

La construcción del palacio se inició en el año 1774 con el derribo de la muralla de las Ramblas y de la puerta Ferrissa, y se prolongó hasta 1789.La construcción del nuevo palacio tuvo lugar en los terrenos de la antigua casa que los Cartellá tenian en la calle Portaferrisa,añadiendo tres casas que había en uno delos lados hasta la esquina con la Rambla de los estudios.

Maria luisa Descatllar,marquesa de Cartellá y de Moja impulsó la construcción del nuevo edificio,obra del arquitecto Josep Mas Dordal que lo diseñó en un estilo que muestra los últimos momentos del barroco junto con las tendencias estéticas neoclasicistas llegadas de Francia.

PALAU MOJA 1774-antigua

La fachada principal del Palacio Moja al igual que la entrada principal no se encuentran en la rambla sino en el número 1 de la calle Portaferrisa,que se habia convertido en una calle de prestigio con comunicacion directa con el centro de la ciudad. Aun así la Rambla ya era un paseo principal y de hecho la estructura interior del palacio se organiza hacia este eje.

Iniciadas las obras en el 1774, no se inauguró hasta al cabo de diez años con motivo de la fiesta nupcial de la hija mayor de los marqueses de Moja, razón por la cual se dio a conocer la obra pictórica de Francesc Pla en el Salón Principal y en las fachadas.

BCN_Palau_Moja_1139_resize

Josepa de Sariere y de Copons, último miembro de los Moja y Castellá, murió en 1865 sin dejar descendencia.En el siglo XIX, el palacio Moja pasó a manos de un nuevo linaje, el de Comillas.

Como cura y limosnero de los Comillas, vivió en esta casa entre 1878 1892 el gran poeta Jacint Verdaguer, que dedicó el poema “ La Atlántida” a su mecenas y protector, Antonio López López, primer marqués de Comillas. El título le fue otorgado el año 1878 por el rey Alfonso XII, que también durmió en el palacio al llegar a Barcelona después del su exilio

El año 1934 cuando el propietario del edificio era Joan Antoni Güell López, conde de Güell se hizo una reforma general. Fue entonces cuando se abrieron los pórticos de la planta baja para ensanchar la acera que era demasiado estrecha. Bajo los porches del palacio Moja se instalaron pequeñas tiendas en el espacio que actualmente ocupan la librería de la Generalitat y la farmacia que hay tocando a la calle Portaferrisa.

También como consecuencia de la reforma de 1934,aquel jardín romántico que tenía el palacio se convirtió en los almacenes SEPU. De hecho coronando la fachada aún se pueden ver algunos de los jarrones de piedra que guardaban la antigua valla del jardín.

jardin cabras moja

Durante la Guerra Civil Española, el Palacio pasó a ser la sede de la CNT, lo cual supuso casi la destrucción por expoliación del arte que entre sus muros conservaba. Como anécdota, todas las alfombras, (la del salón principal medía 110 m²) fueron troceadas y supuestamente entregadas a la clase obrera para su gozo y disfrute.

En 1969,el Palacio Moja fue declarado monumento de interés histórico y artístico.

Actualmente acoge las oficinas de la Dirección General de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio después que el Departamento de Cultura de la Generalitat lo adquiriera en el año 1982 y encargase una necesaria restauración después de dos incendios y el estado de abandono.

Después de esta intervención de la Generalitat, el salón principal del palacio volvió a lucir los plafones murales que la marquesa de Cartellá encargó a Francesc Pla, para que pasaran la posteridad las crónicas de su noble familia.
Entrando por el vestíbulo nos encontramos con la escalera noble, una de les joyas del palacio. El marqués de Comillas, mandó revestirla con mármol y construyó una barandilla con el mismo material. El encargado de decorar les paredes fue el pintor romántico Eduardo Masdeu Llorenç.

palau_moja1_escalera

 

Subiendo la escalera vamos a parar al lugar más noble del edificio: el gran salón. Tres pisos de altura, planta cuadrada y grandes ventanales abiertos a la Rambla son sus características más destacadas. La decoración es obra de Francesc Pla, conocido como “el Vigatá”. Sus pinturas murales, de 1791, con escenas históricas, retratos de la familia Moja y decoración floral fueron testimonio de les celebraciones más exquisitas del palacio.

 

salo_vigata                      Gran Salón: Estancia noble del palacio.Foto Gencat

Otros tesoros, como la capilla de padre Verdaguer (donde celebraba misa para la familia de su mecenas, el marqués de Comillas) y la sala de las maquetas de los barcos de la Compañía Transatlántica: una espectacular colección de miniaturas de la flota propiedad del marqués.

Read Full Post »

Este año 2014 se ha cumplido el 250 aniversario de una histórica institución barcelonesa la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona y aunque la mayoría de barceloneses hayan pasado alguna vez por delante de su edificio quizás si sean pocos los que sepan ubicar esta institución.

logoLa Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona (RACAB) se constituyó el 18 de enero de 1764, con el nombre de Conferencia Physycomatemática Experimental y, en virtud de la “Real Cédula” del 17 de diciembre de 1765, pasó a denominarse Real Conferencia Física como cuerpo público consultivo del Rey para los asuntos del Principat de Catalunya.

Por efecto de la “Real Cédula” del 14 de octubre de 1770 cambiaría su título por el de Real Academia de Ciencias Naturales y Artes de Barcelona hasta que la “Real Orden” del 7 de diciembre de 1887 determinó su nombre actual.

Desde entonces la institución y sus académicos han estado implicados en la iluminación de la ciudad, en el suministro de gas, en la fábrica de la moneda, en la hora oficial, en la telegrafía, en el servicio de sismología y en la observación metereológica

El primer observatorio de la RACAB que inicialmente estaba situado en la sede las Ramblas, cobijaba varios telescopios aunque debido a la contaminación lumínica en realidad solo llegó a funcionó uno y con el tiempo se trasladó al observatorio Fabra en Collserola, que fue donado en 1904 por Camil Fabra, marqués de Alella y fue construido por Josep Domenech y Estapa.

Con el tiempo, la Real Academia de Ciencias Naturales y Artes de Barcelona se transformó en un foro multidisciplinar que cuenta con 75 académicos con sus 75 sillas y sus 75 medallas.

En la Barcelona de finales del siglo XVIII había cierto vacío cultural y científico. En la universidad no se explicaban las leyes de Newton. En ese sentido la Real Academia fue una institución pionera.

racab_1880

El edificio se construyó tras la expulsión de los jesuitas de su colegio de Cordelles en la Rambla, donde formaban a nobles. Allí en el número 115 de la Rambla se asentó la academia.

Su sede queda camuflada por el teatro, pero todo el edificio es propiedad de la academia, que vive del alquiler del Poliorama, de la tienda y del establecimiento Viena. Pero para acceder a su sede se debe cruzar el vestíbulo del teatro, y a la izquierda un buzón de madera se avanza a la escalera imperial que lleva a las dos plantas que ocupa esta entidad, que convocó su primera reunión en la trastienda de una farmacia de la Rambla.

El edificio de estilo neoclásico, es obra del arquitecto Josep Domenech Estapa y fue inaugurado el año 1894.Se trata de una curiosa muestra de estilo progresista, con el uso del hierro de relieves de tierra cocida. El Observatorio ha funcionado sin interrupción desde su inauguración el 1904.

fachada                                             Fotografia V.Ferris

Completan el patrimonio de la Academia la Biblioteca, el Archivo histórico, la colección de relojes, el equipamiento funcional astronómico, meteorológico, sismológico y de relojería como también la instalación sismológica de Fontmartina en el Montseny, en un terreno de la Diputación Provincial de Barcelona

El Archivo y la Biblioteca de la Academia agrupan un fondo documental de casi tres siglos de gran valor histórico. El archivo aún conserva el recibo de 500 pesetas que cobró el físico Albert Einstein por su ponencia y también su carta de confirmación para ser nombrado académico extranjero con destino en la comisión permanente de Física

La Biblioteca, con más de cien mil volúmenes, es una de les más importantes del Estado en fondos científicos de la segunda mitad del siglo XVIII y su sala de relojes es una de los secretos mejor guardados de la ciudad.

En la Academia de les Ciencias y las Artes, se conserva también la cámara de Daguerrotipo, con la cual se realizó la primera fotografía en el estado, el 10 de noviembre de 1839.

horaoficialdetall

Su reloj, construido por Moragas en el año 1888, inició el servicio público para dar hora en la ciudad de Barcelona. Este servicio fue declarado oficial por el ayuntamiento el año 1891, de ahí que en la fachada del edificio podamos leer “hora oficial”.

 

 

Read Full Post »

El teatro principal o de la santa Cruz situado en el número 27 de las ramblas  tiene el privilegio de ser el teatro más antiguo del estado. Las primeras representaciones se remontan al siglo XVI.

Cerrado desde el año 2006, el pasado 4 de febrero se iniciaron las obras de rehabilitación  para abrir nuevamente las puertas antes de fin de año. Tanto la fachada, que volverá a tener su color original, como algunos elementos interiores están protegidos. Los trabajos serán especialmente cuidadosos con la historia de este edificio de 14.000 m2.

teatro pincipal_maqueta

La historia de este teatro se remonta hasta el 1597 cuando tuvieron lugar las primeras representaciones en la llamada Casa de Comedias, una sala cubierta que se ubicaba en un solar ante el portal de la calle Escudellers dejado en herencia por Joan Bosch al Hospital de la Santa Cruz, el más importante de la ciudad de Barcelona.

Se pensó en edificar un teatro y destinar los ingresos de la taquilla a sufragar parte de los gastos del hospital, que atendía a infinidad de personas sin recursos económicos. La corporación municipal, para que los ingresos del teatro fuesen mayores, le concedió la exclusiva de las representaciones de la ciudad. El rey Felipe II ratificó esta concesión mediante varios privilegios otorgados principalmente en 1568 y 1587.

Las obras de construcción comenzaron en 1597 y se prolongaron hasta 1603.Construido en madera, durante sus más de cuatro siglos ha sufrido numerosas restauraciones. En 1728 se remodeló por completo y la piedra sustituyó a la madera, aunque esto no impidió que sufriera varios incendios en los años 1787,1845 ,1915 ,1924 y 1933.

El incendio registrado en 1787 lo destruyó por completo, pero gracias a numerosas donaciones se levantó un nuevo teatro, más suntuoso que fue inaugurado el 4 de noviembre de 1788.

A partir de 1750 acogió representaciones de ópera italiana y en el siglo XIX incluyó en su repertorio espectáculos de magia, muy de moda en la época y zarzuelas.

01 Teatro Principal

Este teatro tuvo el monopolio de teatro en la ciudad, hasta 1833 y se acabó con la llegada de aires liberales y la construcción de nuevos teatros que le harían competencia, como el Gran Teatro del Liceu. Coincidiendo con la inauguración del Liceu, en 1847, el teatro de la Santa Cruz encargó reformar su fachada con un proyecto de Francesc Daniel i Molina y en 1849 cambió su nombre por el actual Principal que conserva hasta la actualidad. De esta manera, se iniciaba una etapa de máxima competencia entre el Liceu y el Principal con defensores y detractores de ambas instituciones. Los ‘liceístas’, partidarios del Liceu, se opondrían con fervor a los ‘cruzados’, en recuerdo al viejo teatro de la Santa Cruz

En el último cuarto del siglo XIX empezó su decadencia. Una campaña popular impidió que fuera derribado en 1889. A principios del siglo XX continuó su decadencia, coincidiendo con el paso de la propiedad del hospital a manos particulares.

El edificio de estilo arquitectónico neoclásico-ecléctico muestra antiguos grabados en la fachada. Esta que data del siglo XVIII es plana con dos cuerpos, tres arcos semicirculares y columnas jónicas pareadas flanqueándolos en el inferior, y pilastras jónicas y ventanas con frontones en el segundo, con barandilla sobre el arquitrabe del primer cuerpo.

maria malibran

 Remataba la fachada un frontón semicircular  en el centro, y balaustrada con jarrones a los lados. En la reforma de 1847 se añadió un balcón a la fachada y cuatro bustos de actores y cantantes de ópera famosos como es el caso de María malibrán. En el cuerpo bajo y bajorrelieves con figuras aladas en el superior, ya desaparecidos. La fachada adoptó una forma convexa en su parte central. En los incendios y sucesivas reformas del siglo XX, estos elementos desaparecieron en su mayoría, manteniéndose la forma curvada de la fachada y las aberturas de puertas y ventanas

Read Full Post »